COCHES
Novedad

Cupra Ateca, modelo de conquista

  • Motor 2.0 TSI de 300 CV y 400 Nm de par máximo
  • Modo de conducción ‘Cupra’ y ajuste en dureza de la amortiguación

Se acabó la espera, Cupra anuncia el inicio del periodo de pedidos del Ateca. El primer representante de esta nueva saga deportiva encuentra acomodo en SEAT Orvecame, como uno de los concesionarios designados para acoger en sus instalaciones -260 en toda Europa- la nueva marca que ya ha empezado a operar.

Cupra viene a ocupar un espacio existente entre las marcas generalistas y las de carácter más premium pero con un enfoque poco explotado, al menos en el segmento que hoy nos ocupa. El Cupra Ateca se cuela, por tanto, en terreno inexplorado para muchos de sus competidores directos en donde su particular desarrollo constructivo y parte de su dotación técnica se dirige a ofrecer un rendimiento y dinámica deportiva.

Para demostrar que no van de farol, el primer representante de la saga Cupra monta un motor 2.0 TSI de nada más y nada menos que 300 CV, capaz de desarrollar un par máximo de 400 Nm entre las 2.000 y 5.200 rpm. Este propulsor transmite la potencia a la carretera mediante una caja de cambios automática de siete velocidades DSG en combinación con la tracción total 4 Drive tipo Haldex. La mecánica y la electrónica se han alineado para ofrecer un buen equilibrio entre prestaciones y eficacia. Aún así y echando un vistazo a los datos  ofrecidos por el fabricante –velocidad máxima: 247 km/h + aceleración de 0 a 100 km/h: 5,2 segundos- unido a otra serie de soluciones como el sistema de dirección progresiva, el selector de modos de conducción con opción ‘Cupra’ y un sistema capaz de variar el ajuste de la amortiguación en dureza, no deja duda de que atesora una vena atlética muy arraigada y poco convencional.

Estéticamente las comparaciones son inevitables y si bien el parecido con el Seat Ateca es ineludible, nuestro ‘prota’ se desmarca de su homónimo de forma que no hay posible confusión. Sólo hay que fijar la vista en el nuevo logo ubicado en el centro de la parrilla principal para descubrir su recién estrenada naturaleza. A partir de ahí surgen nuevos elementos que realzan su imagen atlética como un rediseñado parachoques delantero con unas entradas de aire más generosas o un conjunto inferior en la zaga también de nueva factura sobre el que destacan dos salidas de escape dobles en negro. En el perfil no pasan desapercibidas las molduras de los pasos de rueda en el color de la carrocería, las barras del techo en negro o las llantas de 19 pulgadas de diseño exclusivo acabadas en cromado o color cobre. El fabricante reserva a los propietarios más sagaces unos discos de mayor tamaño en opción firmados por Brembo.

A bordo, los asientos -como no podía ser de otra forma- son de corte deportivo decorados con la palabra Cupra. Estos se pueden sustituir por unos tapizados en cuero o por otros de tipo backet en tejido alcántara. Este recurso aporta el picante a un decorado salpicado de detalles de primer nivel. Personalmente y dado el temperamento del vehículo nos quedamos con el modo de visualización ‘Sport View’ del tablero de la instrumentación digital – existen otros dos-  con el contador de revoluciones y a su vez el velocímetro  ocupando el centro del cuadro, hay más, mucho más.

La generosa pantalla táctil del sistema de infoentretenimiento Full Link, el climatizador bi-zona, el freno de mano eléctrico, el cargador inalámbrico del teléfono, los distintos puertos de conexión –dos USB situados en las plazas traseras-, el sistema de sonido de ocho altavoces además de otras funciones de confort como el sistema de apertura automática del portón trasero o el asistente de aparcamiento, con sensores delanteros y traseros y cámara 360º, son los elementos más destacables de este Ateca capaz de catapultar la propuesta hasta la órbita de los SUV de alta gama.

El equipamiento como es preceptivo en estos días, también apuesta por la seguridad. Un avanzado catálogo de asistentes activos de ayuda a la conducción permiten la vigilancia intensiva de los escenarios habituales del trajín diario destacando el detector de peatones, el asistente en atascos así como otros de uso más extendido como el asistente de cambio de carril, el detector de ángulo muerto, el detector de fatiga o el sistema de frenado automático post-colisión, entre otros.

 

Autor
Redacción
Etiquetas
No hay etiquetas asociadas
Comentarios

Comente:
Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios serán revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente.

Publicaciones y blogs

MotorEnLinea.es emplea cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación en nuestra página web y para realizar mediciones estadísticas. Si está de acuerdo con su uso siga adelante con su visita. En nuestra política de cookies puede obtener más información.
ACEPTAR