BUSCADOR DE


Blog Róber Martí

La 'Loebdependencia' de Citroën

Róber Martí 26/06/2013
  • Yamaha vivió una situación similar y apostó por el futuro de Lorenzo

Coincido con mi compañero Rafa León en que en Citroën Racing tienen un problema. Incluso en Satory admiten abiertamente que su trayectoria en el WRC está siendo un fiasco y por mucho que se esfuercen en recortar distancias con Volkswagen, la brecha no hace más que crecer y crecer. Las declaraciones de Yves Matton a WRC.com de las que este martes nos hicimos eco en MotorEnLinea.es no hacen sino confirmar que en la marca francesa quieren buscar soluciones para volver a tener una posición dominante.

Pero con el departamento de competición volcado ya en su desembarco en el WTCC la solución parece no ser otra que volver a recurrir a Sébastien Loeb. La ‘Loebdependencia’ de Citroën es lógica si echamos un vistazo a la cantidad ingente de victorias y títulos que han logrado juntos. Con los números en la mano estamos ante uno de los mejores pilotos de la historia y cualquier marca estaría dispuesta a cualquier cosa por mantenerlo en nómina. Sin embargo esa apuesta ‘cortoplacista’ –hace años que se especulaba sobre el adiós del alsaciano al WRC– les ha acabado costando muy cara a Matton y su equipo.

Viendo quién y cómo lidera el mundial a estas alturas de la temporada es obvio que Citroën tuvo en casa al relevo natural de Loeb. Ogier es un piloto de una calidad extraordinaria, algo que no se ha descubierto en su primer año con el Polo R WRC, ni mucho menos. Ya en 2010 estaba claro que la marca francesa tenía presente y futuro inmediato del Mundial de Rallies bajo una misma carpa, pero como suele ser muy común en el deporte de élite cuando llega el momento de renovar contratos en 2011, el jefe quiso imponer sus condiciones y una de ellas era que Olivier Quesnel –entonces director de Citroën Racing– impusiera a Sébastien Ogier un rol secundario, de fiel escudero. 

El joven piloto puso fácil su salida al no aceptar desde el primer minuto esa inesperada obligación de cubrir las espaldas de alguien con quien se había estado jugando el título hasta el tramo final de la temporada. De hecho en su renovación a finales de 2010 rechazando una oferta de Ford obtuvo la promesa de poder correr en igualdad de condiciones con Loeb. El resto ya lo saben. Ruptura amistosa, muchos comentarios alabando su talento y su evolución como piloto de la casa desde París y posterior anuncio del fichaje por Volkswagen Motorsport.

La apuesta de Quesnel parecía la más sensata. Ya no sólo porque Loeb seguía en una inercia de invencibilidad importante, también porque había que atajar la guerra civil que había prendido en el seno del equipo. Pero la decisión trajo consecuencias rápidamente. Quesnel fue relevado por Matton conscientes de que habían perdido a un futuro campeón por una pésima gestión de una situación de crisis. Se fichó a Mikko Hirvonen y aunque su papel en 2012 fue muy flojo, Loeb logró un nuevo título de pilotos y otro de marcas.

Esta situación me recuerda mucho a la que vivió Yamaha en 2010. Tenían al número uno del mundo y, sin duda, uno de los mejores pilotos de la historia: Valentino Rossi. Y en el box de al lado, separado por un muro a pesar de ser compañeros de equipo, Jorge Lorenzo. La lesión de ‘Vale’ en Mugello y la rotundidad con la que el mallorquín dominó esa temporada en MotoGP no dejaban demasiado espacio a la especulación sobre su potencial, así que Lin Jarvis, director de Yamaha Motor Racing, tuvo que tomar una decisión muy valiente y no cedió a la presión del nueve veces campeón del mundo que le hizo escoger entre él o Lorenzo. Los dos no podían volver a compartir equipo.

Esta historia también la saben. Con Jorge Yamaha ha ganado otro título más y actualmente, a pesar de la superioridad técnica de las Honda, la calidad de pilotaje del español hace que esté en plena lucha con Pedrosa por el liderato de MotoGP. Rossi naufragó en su experiencia con Ducati y en su vuelta a la marca de los diapasones no ha estado a la altura que se esperaba. Situaciones muy distintas pero con paralelismos que demuestran que, por mucho que duela, a veces un departamento de competición de un gran fabricante ha de tener templanza y perspectiva antes de hipotecar su futuro apostando todo por un nombre y un apellido.

Si Yves Matton consigue que Sébastien Loeb se acabe animando a hacer no un rally más sino dos, tres, cuatro o los que hagan falta para volver a poner a Citroën a la altura de lo que ha sido en el WRC, será un parche. Cuando el alsaciano centré sus esfuerzos en el WTCC en 2014 Ogier y Volkswagen volverán a poner en marcha la apisonadora. Aunque para entonces, con “otras metas” y “otro sistema”es lo que dijo el director de Citroën Racing al hablar de la presencia de su equipo en el WRC del próximo año–, puede que el problema sea de otros. 

 

Acerca del autor
Róber Martí
Licenciado en Periodismo por la Universidad Cardenal Herrera CEU de Valencia, ha sido redactor del periódico Superdeporte así como en otros medios de especializados como Motor 2000 o Canarias Racing. Ha colaborado en Radio Marca, COPE y actualmente codirige el programa KM 103 de Radio Canarias además de trabajar para Zona Motor TV de Televisión Canaria y Telemadrid.
autor
Compartir



Comentarios

2. creo que si citroen, quiere finalizar su andadura "full" en el WRC, con algun buen resultado -ya que como se sabe correra el WTCC a partir de 2014-, deberian de subir a kubica al primer equipo como tercer coche. Sabriamos el verdadero nivel de hirvonen y sordo. canariasunasolasera 08/07/2013 13:45:07

1. Lo mejor que pueden hacer, es sacar del paro a un campeón del mundo como Peter Solberg. Mejor resultado que los actuales pilotos, que para mi gusto, uno involuciona (Mikko) y otro haciendo un símil futbolístico, es el Guti del WRC (Daniel Sordo, la eterna promesa). Un segundo espada, cómo Ostberg o Neuville no sería mala opción. Damián Vega 26/06/2013 13:53:42

  • 1

Comente:
Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios serán revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente.

Tres candidatos a "World Car of the Year" Toyota C-HR, creando tendencia La alternativa 'económica' El Nissan Micra se reinventa
H&D Street Rod ¿Te atreves a cruzar la línea? Royal Enfield presenta la gama Redditch Una 'moto' de fantasía Jorge Gómez y la Scrambler completan la hazaña
La gama comercial más polivalente y adaptada Multitudinario California Day en Canarias El nuevo Crafter viene con premio Toyota Canarias presenta la nueva Hilux
China liderará la electrificación Jaguar F-Pace, "World Car of the Year" 2017 Nueva alianza entre Porsche y Audi Skoda indaga en una nueva identidad visual
'Crowdsourcing', impulso a la conducción autónoma Sistema de control intuitivo de Volkswagen El concepto de movilidad inteligente de Nissan Pacto en la cumbre
Monzón y el Audi R8 LMS intratables, de momento Latvala: "Sé cómo se debe de sentir Neuville" Latvala reestrena el palmarés de Toyota Víctor Pérez copilotará a Pernía en el CERA

MotorEnLinea.es emplea cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación en nuestra página web y para realizar mediciones estadísticas. Si está de acuerdo con su uso siga adelante con su visita. En nuestra política de cookies puede obtener más información.

ACEPTAR