TECNOECOLOGÍA
Novedad

Espacios Virtuales

  • Audi utiliza estos ensayos en el desarrollo de nuevos asistentes
  • Toyota crea una central eléctrica para la gestión de energía

Audi emplea la técnica de simulación virtual para el desarrollo, principalmente, de nuevos sistemas de asistencia a la conducción y en los nuevos procesos relacionados con la conducción autónoma. El dispositivo en cuestión se denomina Virtual Engineering Terminal (VET) y consiste en una gran pantalla táctil horizontal sobre la que se reproduce una situación de conducción utilizando un modelo a escala.

Al mover el modelo, también cambia su representación en un monitor vertical de 165 cm de diagonal. Este provee al ingeniero de una visión del Audi virtual cockpit (cuadro de instrumentos digital) y un entorno generado por ordenador, que se adapta con precisión a los movimientos. Este entramado y la información generada por los sensores situados en los vehículos a escala permite trabajar sobre nuevos desarrollos todavía en fase de prototipo reduciendo el número de ensayos de conducción reales.

Andreas Kern, ingeniero de desarrollo de entornos virtuales de Audi, afirma que "en la conducción autónoma, la simulación es absolutamente esencial. Es la única forma en que podemos ensayar sistemas conectados de un modo reproducible una y otra vez. Los ensayos en condiciones reales han sido imprescindibles durante mucho tiempo. Pero, según avanzamos, ya no podemos representar en la realidad la gran cantidad de situaciones de conducción posibles".

La central eléctrica virtual de Toyota

Un consorcio formado por empresas del sector privado relacionadas con la fabricación de componentes para automóviles y la energía, bajo la tutela de Toyota Motor Corporation, han puesto en marcha un proyecto de demostración de central eléctrica virtual en la localidad socio industrial Toyota City.

Esta servirá para poner en marcha un avanzado sistema de gestión que favorezca un uso más eficiente de la energía, regulando la demanda de hogares e industrias, incluida la de vehículos eléctricos y enchufables, en función de la oferta de electricidad generada a partir de energías renovables como la solar, eólica y biomasa, las más sensibles a los cambios meteorológicos. El objetivo es comprobar la viabilidad de la producción y el consumo locales sin que haya que recurrir a otras fuentes de energía no tan respetuosas con el medio ambiente.

La central eléctrica utilizará tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para crear una infraestructura que contribuya a un uso más eficiente de los recursos provenientes de estas fuentes. La energía eléctrica generada por la central virtual se ofrecerá a distribuidores generales para estudiar el desarrollo de este sistema que servirá para mejorar la red eléctrica.

 

Autor
Redacción
Artículos relacionados
    No hay artículos relacionados
Etiquetas
Comentarios

Comente:
Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios serán revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente.

Publicaciones y blogs

MotorEnLinea.es emplea cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación en nuestra página web y para realizar mediciones estadísticas. Si está de acuerdo con su uso siga adelante con su visita. En nuestra política de cookies puede obtener más información.
ACEPTAR