COCHES
Novedad

Kia Sportage Black Edition, apuesta al negro

  • Precio: 25.490 euros (*)
  • El puesto del conductor mantiene su postura elevada
  • Presume de un extenso equipamiento técnico

A estas alturas, nadie duda de quién es el niño bonito de la casa. Pieza clave del crecimiento experimentado por Kia, la actual edición del Sportage se presenta en este último tramo de su ciclo generacional en la nueva versión de gala ‘Black Edition’ en el que se acentúa su atractivo con la incorporación de diferentes elementos en negro brillante.

En Canarias, el nuevo desarrollo parte del nivel acabado Activ. A partir ahí su transformación se hace visible en detalles como la parrilla delantera, con un nuevo marco y una nueva calandra, el spoiler delantero y el embellecedor del parachoques trasero así como las molduras laterales, los insertos de los faros antiniebla delanteros y las barras del techo, todos como apuntábamos, en un original negro brillante. No son las únicas referencias.

Especial atención merece el exclusivo diseño de las llantas de aluminio de 17 pulgadas, en acabado negro cómo no, mientras se remata el conjunto con el emblema clásico de Kia oscurecido tanto delante como detrás, sección donde luce además el nombre del modelo inserto en el portón.

El color es fundamental a la hora de completar su metamorfosis, como lo es para su estética general la firma luminosa de sus grupos ópticos con luces diurnas LED de cuatro puntos. Lo hemos visto en combinación con rojo (New Infra Red), espectacular, aunque no desmerece el tono azul glaciar (Blue Flame) de esta unidad de prueba y con la que proyecta una imagen refinada. También está disponible en otros colores como el Deluxe White, Black Pearl y Lunar Silver.

En la zona posterior y heredadas directamente de la versión GT Line que corona la zaga del Sportage, luce dos salidas de escape integradas en los flancos  del embellecedor que subrayan su imagen seductora.

A BORDO

En las Islas y con el objeto de que el vehículo no se dispare en precio – 25.490 euros, descuentos, promociones y matriculación incluida-, la ambientación no peca en excesos aunque conserva el glamour de lo que debe ser una edición especial. De hecho, como en el resto de la gama, es de lo mejorcito por distribución y espacio. La sensación de calidad es alta combinando en esta ocasión la atmósfera en tonos oscuros, incluida la tapicería en tela, con elementos en acabado metálico.

Sobre el salpicadero se sitúan los dos principales elementos operativos. Frente al conductor, el cuadro de instrumentos con un pequeño display configurable desde los mandos de función del volante. En el centro, la pantalla táctil principal con proyección de la cámara de visión trasera y compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

El acceso a la interfaz del menú principal se puede realizar desde los botones físicos  situados sobre la columna central, espacio en el que se ubican también los mandos del climatizador y en su base, dos tomas de 12 V. y una entrada USB (también equipa un puerto USB para los asientos traseros). En nuestro acabado, sobre la consola central descansan  la palanca del cambio y la del freno de mano.

Frente a la tendencia actual en el que las marcas se inclinan por reducir sensiblemente la altura de los vehículos, el puesto del conductor mantiene su postura elevada ofreciendo una excelente visibilidad sobre lo que ocurre en el entorno del vehículo.

El asiento cuenta con ajuste lumbar  y su estructura es cómoda y confortable. El equipamiento incorpora retrovisores exteriores plegables eléctricamente. Del mismo modo el Sportage  es generoso en habitabilidad, sobre todo pensando en los pasajeros – el respaldo trasero es reclinable- . También lo es en capacidad de carga gracias a la existencia de un doble fondo al prescindir de la rueda de repuesto y sustituirla por un kit de pinchazos.

MOTOR

Aquí sí que no ha escatimado. Kia dota la versión Black Edition del motor más prestacional, el 1.6 T-GDI asociado a una caja manual de seis velocidades. Los datos de potencia y par -177 CV y 265 Nm de par-  son el complemento perfecto a su singular indumentaria. En este caso “el hábito si hace al monje” aunque que nadie espere aceleraciones de vértigo ni reacciones explosivas. El propulsor está desarrollado para responder con máxima solvencia a las exigencias de uso convencional, contenido en consumo circulando en ciudad, divertido en carretera y desahogado a marcha lanzada en vías como autovías y autopistas.

Del mismo modo puede presumir  de un extenso equipamiento técnico en el que además de los sensores de aparcamiento delanteros y traseros e indicador de baja presión de neumáticos se incluye sistema de asistencia para mantenimiento de carril, asistente de luces de carretera, aviso inteligente de límite de velocidad y control de crucero inteligente. 

 

Autor
Redacción
Etiquetas
No hay etiquetas asociadas
Comentarios

Comente:
Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios serán revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente.

Publicaciones y blogs

MotorEnLinea.es emplea cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación en nuestra página web y para realizar mediciones estadísticas. Si está de acuerdo con su uso siga adelante con su visita. En nuestra política de cookies puede obtener más información.
ACEPTAR